3

El siglo de Parra…

Para celebrar los 100 años del gran Antipoeta, Nicanor Parra, compartiremos con ustedes sus obras más destacadas

El hombre imaginario

El hombre imaginario
vive en una mansión imaginaria
rodeada de árboles imaginarios
a la orilla de un río imaginario

De los muros que son imaginarios
penden antiguos cuadros imaginarios
irreparables grietas imaginarias
que representan hechos imaginarios
ocurridos en mundos imaginarios
en lugares y tiempos imaginarios

Todas las tardes tardes imaginarias
sube las escaleras imaginarias
y se asoma al balcón imaginario
a mirar el paisaje imaginario
que consiste en un valle imaginario
circundado de cerros imaginarios

Sombras imaginarias
vienen por el camino imaginario
entonando canciones imaginarias
a la muerte del sol imaginario

Y en las noches de luna imaginaria
sueña con la mujer imaginaria
que le brindó su amor imaginario
vuelve a sentir ese mismo dolor
ese mismo placer imaginario
y vuelve a palpitar
el corazón del hombre imaginario

Obras visuales

20140905-202958-73798821.jpg

20140905-202958-73798637.jpg

20140905-202958-73798339.jpg

Anuncios
0

Leyendo nuestro bello país

¡Hola navegantes!

Hoy les traemos el último poema de esta semana ;C

Si bien no somos apasionadas por la poesía, quisimos hacer esta sección para animarlos a conocer nuestro hermoso país mediante un distinto y bello lenguaje que es la lírica.

Aquí va 😀


untitled

Somos Mapuche

María Isabel Lara Millapan

Podemos decir quiénes somos:

somos Mapuche,

soñemos…

Podemos recorrer libres nuestra tierra

somos Mapuche

caminemos…

Habitar con la luna,

hablar sin tiempo

que no nos confundan con ideas

somos Mapuche

viviremos…

Aunque hoy no escuchen nuestros ecos

somos Mapuche

no lloremos…

Tenemos voces

tenemos silencio

somos Mapuche

hermanos del espíritu sereno

somos Mapuche

soñemos…

h

 


Poema extraído del libro “Letras del país”

2

“Leyendo nuestro bello país”

¡Hola navegantes!

Hoy les queremos mostrar el penúltimo poema de esta sección :O

Esperamos que lo disfruten 😀


Volcán Villarrica 

Gabriela Mistral

Entre resplandores y humos,

exorcismos olvidados,

la indiada secreta va

y viene, brazos en alto,

o se calla en piedra atónita,

en la compunción antigua;

porque el Pillán va cruzando

y la tierra araucana

reverbera de mirarlo,

viejo Pillán que gestea

con relámpagos y truenos.

De pronto, le salen grandes

voces y por sus costados

baja un caupolicánico

furor de Dios embridado

y colérico y su bulto

parpadea de relámpagos

y el gentío de su reino,

que lo tenía olvidado,

se acuerda de su demiurgo

y el hervor de su Centauro.

descarga


Fragmento extraído del libro “Letras del país”.

5

“Leyendo nuestro bello país”

¡Hola navegantes!

Hoy les traemos este hermoso fragmento del poema de María Cristina Menares llamado Isla de Pascua.

Personalmente nos encantó mucho este poema pues, a pesar de que lamentablemente no conocemos esta paradisíaca isla chilena, nos permite hacernos una idea de como es.

                                                                    1452707

Sin más preámbulos, aquí va 😀


Isla de Pascua

María Cristina Menares

Esta Isla

dormida en el centro del océano,

floreciendo

entre la espuma del Pacífico

como única corola

de misterios.

Esta Isla 

de sagrados Manu-Taras

y cavernas ancestrales

desde siglos.

Esta Isla

de arenas milenarias

y palmeras que se cimbran 

bajo el viento

como espigas.

Esta Isla 

que bautiza Make Make

desde el cielo

con el nombre de Te – Pito – O – Te – Henúa.

Esta Isla 

de gigantes pensativos

anclados en el tiempo

como símbolos.

Esta Isla 

que parece un espejismo.


Fragmento extraído del libro Letras del País.

¡Iorana! (Chao en Rapa Nui jiji) 

2

“Leyendo nuestro bello país”

¡Hola navegantes!

Este es el cuarto fragmento lírico de la semana 😀


 Valparaíso navega en el tiempo

Franklin Quevedo

Como un gran arrecife de coral, Valparaíso florece en inverosímiles direcciones. Por entre sus miles de callejas, escaleras, cuestas, casas, en equilibrio imposible, circulan niños, perros gatos,  mujeres, burro, hombres y el viento con sus mensajes amarillos,  mientras las golondrinas con sus vuelos rasantes unen los cerros con hilos invisibles y las mariposas se extinguen por escasez de flores.

Los humanos son aficionados a otorgar sensaciones, sentimientos a cosas inanimadas que los emocionan. Valparaíso entero nos conmueve. Es como si una mano barnizara, otorgando esplendor, a una vieja esquina, a una escala de peldaños gastados que trepa cuesta arriba junto a una muralla azul y amarilla, donde cuelga un letrero acogedor: “Bar los Tres Amigos”. Y el barniz lo preserva en nuestra memoria. ¿Quiénes serían los tres amigos?

Porque la parte inerte de Valparaíso es solo su apariencia,  sus habitantes la han humanizado y a su vez ella los ha penetrado y la llevarán por siempre, en sus huesos, en su sangre, en su alma, así estén anclados en Yokohama o en Estocolmo, o bajen por el Mississippi, o remonten por el Amazonas.

Y anhelarán, al final del camino, llegar a reposar al cementerio marino de Playa Ancha para integrarse a lo más inerte de lo inerte, que los atrae con misteriosa fuerza, olvidados de los buques, de los botes, del dique, del molo, de las sirenas, de los barcos, de los cerros y sus infinitas escaleras y ascensores, de los cités y conventillos, y de sus familiares, pero siempre acariciados por el viento.

Quién les quita lo bailado, literalmente lo bailado, en el Zeppelin, en el Scandinavia, en el American Bar (…)

Así navega Valparaíso, empavesado de vida hacia la eternidad.

“… las golondrinas con sus vuelos rasantes unen los cerros con hilos invisibles y las mariposas se extinguen por escasez de flores.”


Fragmento extraído del libro “Letras del país”

0

“Leyendo nuestro bello país”

¡Hola navegantes! 

Aquí va el tercer poema de la semana 😀


Norte desierto

Sergio Hernández

Ancla en la soledad más desolada, 

Antofagasta enciende sus crepúsculos,

arde en el mar

el grito de sus tardes

derramando azafrán

sobre los cerros.

Este es el norte sol

todo silencio;

más antigua es la tierra 

en esta tierra.

Este es el norte sol

todo desierto; 

me parece aquí el hombre

más humano,

más solo en su tarea de estar solo.

Como faro en el mar

canta el pimiento.

Solo la tierra reina

en esta tierra;

el árbol es aquí niño extraviado,

un pájaro sin canto

que suena ensimismado

con praderas y ríos de otros cielos.

Solo la tierra sola

es la que reina

tierra, más que tierra y tierra y pura tierra

y en la soleada soledad salada,

la más pequeña brizna

es una selva.


Sacado del libro “Letras del país”

2

“Leyendo nuestro bello país”

¡Hola navegantes!

Hoy les traemos el segundo poema 😀


 

Cordillera de los Andes

María Urzúa

El austero sudario que arreboza tus cumbres,

nos traslada a la zona del silencio;

silencio de la altura, más solemne

Que el otro, se arrastra bajo tierra (…)

Los ríos se arrullaron en tus piedras,

y saltando cascadas y torrentes,

se lanzaron al mar.

Región áspera, dura, de montañas

que hacen pliegues profundos

para alejar la nieve

del hijo de metal que aduermen tus entrañas,

clamando por el fuego.

Escucharon su grito los mineros

y horadaron al ritmo de la sangre,

Lo acunaron al ritmo de la sangre,

bajo el seco compás de los martillos (…)

Blanco muro de rocas,

alba espina dorsal,

que sostienes avara esta cinta de tierra,

temerosa que un día, transformada en viajera,

persiguiendo a los ríos

quiera lanzarse al mar.


Sacado del libro “Letras del país”